El cariño, clave en el aprendizaje infantil

Una de las claves para el aprendizaje de un niño es darle cariño. Para aprender, los pequeños necesitan sentirse queridos, amados y felices junto a sus padres, porque de esta manera aprenden a ser personas seguras y completas.

Pero ojo, querer a un niño no significa que exista una necesidad de malcriarlo. Un “no” dicho de buena manera le otorga seguridad a tu hijo, así que nunca lo olvides ni te sientas mal por ello. Los niños saben que son queridos por la forma en que sus familiares los hablan, los miran y los tratan, y por ello la actitud que tenga tu hijo con el resto de niños de su alrededor, así como con los adultos, dependerá absolutamente del cariño que como padre o madre entregues día a día.

Por eso es muy importante que no te olvides de besar a tu hijo antes de que se vaya a dormir. Con este gesto, el niño se irá a acostar feliz y contento. Entrégale afecto a tu hijo no solo a través de palabras tiernas y bonitas, sino también apoyándolo en cada tarea nueva que emprenda. Háblale siempre de buenas maneras, sin enojos ni gritos, y así el niño comprenderá las cosas mucho mejor y sin miedos.

Y es que, ¿quién no necesita muestras de cariño para vivir más feliz?

La importancia de ser un ejemplo para los niños

Los niños siempre quieren ser como sus padres. Ellos son su ejemplo y, por eso, a la hora de parecerse a alguien, nada mejor que ser igual que la mamá o que el papá para un niño pequeño. Los niños hablan, se mueven y hacen lo mismo que sus padres, pero más importante todavía es que los pequeños aprenden a sentir también como lo hacen sus padres. Por eso debemos tener claro cuál debe ser el mejor ejemplo para ellos y, sin duda, que este sea un ejemplo digno de imitar.

Tres sencillos trucos para tener hijos felices

  • Muéstrale a tu hijo la importancia de lavarse los dientes y de mantener actitudes y rutinas higiénicas. Si, además, haces estas actividades a su lado, el niño sabrá que se trata de algo que merecerá la pena imitar.
  • Sé cariñoso con tu hijo y con los demás, ya que de esta forma tus hijos también lo serán más adelante contigo.
  • generoso, porque si éste es un valor importante para ti, más lo será a la larga para tu hijo, que aprenderá a vivir y a desarrollar una actitud positiva frente al mundo.



Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *