¿Cómo criar a un niño para que le guste leer?

Han quedado atrás los días en los que el libro era el único entretenimiento en el hogar. Pero tales cambios no son necesariamente a peor: después de todo, la variedad es siempre mejor que la misma ausencia. Sin embargo, a un niño acostumbrado desde la infancia a recibir información en forma “visual” desde la pantalla del televisor, Tablet o móvil, le va a ser muy difícil  acostumbrarse  a leer. La habilidad de comprender, entender y asimilar la información de lo que se lee, se ha convertido en una utopía, haciendo que los libros sean menos útiles y relevantes para ellos.

Leer un libro de una manera más ágil y rápida, entendiendo lo que se lee, puede impartirse en la escuela, pero el amor real hacia la lectura puede que solo lo aprendan de sus padres. Y conseguirlo no es tan difícil como pueda parecer, solo hay que recordar algunas reglas:

  1. Acostúmbrale a la lectura: Nunca es demasiado pronto. Es necesario que el proceso de lectura se convierta en algo común para él. Deja que te vea con un libro en las manos y recuerda que en cada libro nace una fantástica historia para él. Hay que hacer de la lectura un ritual regular y leer de 5 a 7 veces a la semana. Lo mejor muchas veces es que el niño sujete el libro y vaya pasando las páginas, así, a pesar de que todavía no será capaz de leer, empezará a tomar el libro como parte de su vida cotidiana.
  2. Lea un libro con diferentes voces y tonos. Siéntete  libre de ponerle diferentes voces a los personajes: vas a entretener al niño mucho más y le vas a ayudar a seguir mejor la historia. Los padres pueden, incluso, leer alternativamente; de esa manera, aun siendo la misma historia, el niño se dará cuenta de que se puede leer de varias maneras.
  3. Vaya con su hijo a la biblioteca / librería. Enseña a un niño a interesarse por los libros tomando tú mismo la iniciativa. Para ello, podéis elegir juntos un nuevo libro para leer de cualquier librería o biblioteca. Junto con la ayuda del bibliotecario o del vendedor, puedes ayudar a decidir la gama de libros más adecuada para el niño.
  4. Leer con un niño más a menudo. Nada va a marcar más al niño que tu ejemplo personal. Si ve a sus padres regularmente con un libro en la mano, para él será el mejor ejemplo a seguir.
  5. Prepárate para leerle el mismo libro una y mil veces. Por desgracia, esta es la característica más común de los niños: la misma historia se puede escuchar una y otra vez, pero para ellos es como si fuera la primera. Lo mismo puede decirse de los juegos, donde se juega todos los días en el mismo escenario, o de los dibujos animados.
  6. Leer algo que te guste a ti. Poco a poco, el niño irá desarrollando la necesidad de ampliar constantemente su mundo de lectura. Para ello a veces se pueden hacer noches especiales para leer los libros favoritos de los más pequeños, pero no debemos olvidar que todos nosotros llevamos un niño pequeño dentro y seguro que te gustaría leer un libro en especial que te recuerde a tu infancia. Ábrele ese mundo a tu hijo y permite que amplíe sus horizontes. A todas esas cosas buenas que sacaréis se une una más: que estaréis más cerca el uno del otro.



Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

8 Comentarios

  1. Bueno. No estoy de acuerdo. Por desgracia tengo un hijo que el sólo hecho de ver un libro, le produce urticaria. Yo soy lectora empedernida, todos los días y cuando tengo un ratito leo, mucho además. Pues a mi hijo, de 10 años, nunca, nunca le han gustado los libros, cuentos, etc… Nunca me dejaba leerle uno, me lo quitaba de encima, lloraba, etc… Cada vez que sacaba un cuento con dibujos, se me acercaban todos los sobrinos y él en la otra punta de la habitación. Ahora lee por obligación y si se puede escaquear, se escaquear. Lo que comentáis aquí, puede motivar, pero no en todos los casos sale, a mi no me ha funcionado…

    Publicar una respuesta
    • Probablemente..el haber Sido lectora empedernida..hizo descuidar los momentos a tu menor y el niño asocia la falta de atención a el por culpa de sus libros …

      Publicar una respuesta
  2. Sin duda, consejos para seguir. Gran parte del éxito esta en el ejemplo y la constancia. Y de acuerdo, para leer, “nunca es demasiado pronto” un bebé que se enfrenta con un libro de ducha o tapadura abre esos ojos grandes e inquietos, nosotros solo acompañamos.
    Saludos y vamos a compartir.

    Publicar una respuesta
  3. En mi experiencia les comento cuando mi hija nació diario le leía un pequeño párrafo de algún texto, a los 7 meses ya hablaba pequeñas frases ya que su vocabulario fue mas rápido y así paso el tiempo se acostumbró mucho a leer hasta hoy en día que tiene 24 años el leer se convirtió en un gran hábito que le ha ayudado en sus estudios. Gracias por compartir estas estrategias.

    Publicar una respuesta
  4. Buenos consejos! Le leo cuentos a mi hija desde la panza, en el kinder se moría por aprender a leer. Le gusta la lectura, también la tecnología. Le doy libertad para usarla, pero siempre le recuerdo que hay actividades sin tecnología que son muy divertidas, tan simples como patinar, ir al parque que las practicamos juntas. Aun así entre los 7 y 8 años tuvo un distanciamiento con la lectura. El año pasado con un cuento que le gustó mucho volvió a tener gusto por leer, Ahora tiene casi 10 años, esta Navidad me pidió de regalo dos literaturas, ya está por terminar uno de ellos.
    Me dice que los libros son como las series de Netflix, algunos con más de una “temporada” todos con varios capítulos

    Publicar una respuesta
  5. Hola

    Los felicito, muy buenos consejos y es cierto que con el ejemplo se empieza. Tengo una hermosa hija de dos años y un mes, que tipos de libros me aconsejaría para empezar este mundo maravilloso de la lectura. Agradezco su pronta respuesta.

    PD: en casa tenemos algunos libritos con imágenes de los animales, las vocales, etc

    Publicar una respuesta

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *