¿Qué es la dislexia? Cosas a tener en cuenta

La dislexia es un problema de aprendizaje que dificulta el desarrollo de la lectura de forma correcta. Este problema, que es uno de los problemas de aprendizaje más comunes, implica que el niño o niña en cuestión no pueda adquirir precisión ni fluidez a la hora de leer. La dislexia, en consecuencia, puede generar otros problemas, como son los problemas de comprensión de la lectura, problemas de caligrafía y de ortografía o problemas de razonamiento lógico, especialmente aquel que se relaciona con lo matemático.

La dislexia no afecta, en modo alguno, a la inteligencia de aquel que la sufra, y no está relacionada tampoco con problemas de visión, aunque esto se crea muchas veces al manifestarse la dislexia habitualmente con un tipo de escritura desordenada y alterada.

Si bien es cierto que, aunque no afecte a la inteligencia, sí puede añadir bastantes piedras en el camino al niño disléxico, puesto que requerirá de una mayor concentración y esfuerzo al enfrentarse a su vida académica que otro niño o niña que no padezca este problema.

Por eso, aunque la dislexia es un problema que no tiene cura, debemos buscar la forma de minimizar sus consecuencias para así mejorar la vida de aquellos que la sufran, afectando lo menos posible a su rendimiento académico.
 


 

Pasos sencillos para ayudar a un niño/a con dislexia

  • Trabaja con ejercicios para la mejora del vocabulario y de la memoria.
  • Logra concienciar al entorno social del niño del problema, en busca de la cooperación de todas las personas implicadas en su educación (profesores, abuelos…).
  • Realiza frecuentemente prácticas de lectura sin forzar demasiado la situación y procurando centrarnos en palabras simples y habituales para el niño.
  • Realiza actividades enfocadas en la asociación de las palabras con los sonidos o conciencia fonológica, son muy eficaces.
  • Busca aplicaciones y sistemas interactivos que puedan ayudar a tu hijo o alumno en su proceso de lectura.
  • Busca audiolibros y audiocuentos para que el niño pueda disfrutar de la lectura como cualquier otro sin agobios. Escuchar un texto por parte de terceros, siempre resulta más sencillo que leerlo de forma directa a la hora de enfrentarnos a su comprensión.
  • Trabaja la segmentación de las palabras a través de las sílabas.
  • El deletreo, las rimas, o actividades como las sopas de letras, pueden ser muy útiles y además divertidas.
  • Busca y estimula sus puntos fuertes, ya que esto ayudara a reforzar su estado anímico y su estima personal.
  • Motívale siempre para que quiera seguir avanzando y superándose a sí mismo. La actitud y la positividad es lo más importante.

 

Cuanto antes se identifique el problema mejor, aunque esto no siempre resulte fácil, ya que antes también podremos ponernos a trabajar para facilitarle al niño su camino hacia el aprendizaje positivo y eficaz, eliminando la posibilidad de problemas de autoestima o de frustración que pueden generarse de forma lógica y frecuente en los niños con dislexia.

Lo más importante es ser conscientes del problema y de la necesidad que tenemos los demás de adaptarnos y adaptar la vida y la enseñanza a la persona que lo sufra, y no hacer que el niño o niña con dislexia tenga que adaptarse a un sistema tradicional que no trabaja en consecuencia a dichos problemas de aprendizaje.







Autor: Carolina Cuello

Escribo desde siempre, por trabajo y por placer. Creo que la palabra escrita puede cambiar el interior de las personas y es en lo que pienso cuando redacto un nuevo artículo. Más información

Comparte este artículo en

4 Comentarios

  1. Me encantó sin saberlo hasta ahora te puedo decir que desacuerdo a tu artículo yo tengo dislexia desde siempre pero en fin .
    Que más puedo aprender con Uds los felicito

    Publicar una respuesta
  2. Tengo 64 años y a los 60 vi un programa por cual identifique que tengo este problema . El saberlo me ayudo mucho en la estima , comprendo que es una enfermedad congénita .
    La consulta es : como puedo mejorar esto a mi edad ?
    No puedo leer en voz alta mas de 8 líneas .
    Lo mismo en la escritura .
    La concentración , la memoria no es mucho .

    La verdad que por esto he pasado de todo …

    Publicar una respuesta
  3. En casa tengo a mi hija Jazmín con dislexia. Como lo noté, hicimos una consulta cuando ella estaba en 1*grado. Fue a psicopedagoga hasta el año pasado. Ahora termina 6*, cómo puedo ayudarla a transitar el secundario?

    Publicar una respuesta
  4. Yo descubrí por mi hija que tengo dislexia, al llevarla al psicopedagogo e investigar sobre este trastorno, me di cuenta de que también lo padezco. Me costó pero ya estoy por conseguir mi título de profesora en Literatura. Se puede!!! ☺

    Publicar una respuesta

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies