¿Cómo proteger a nuestros hijos de internet? El control parental

¿Qué es el control parental?

Conforme vamos creciendo, las personas vamos adquiriendo cada vez una conciencia mayor de los problemas y/o peligros a los cuales tenemos que enfrentarnos en la sociedad. Y hasta ahora, conseguir que nuestros hijos fueran conscientes de dichos problemas resultaba algo sencillo, puesto que suponía tan solo concienciar en torno a elementos relativamente sencillos y tangibles como la seguridad vial o el comportamiento correcto a utilizar con los demás o en determinados espacios públicos.

Sin embargo, con la existencia y el auge de internet, cada vez resulta más complicado establecer sistemas tradicionales de control parental basados, por ejemplo, en evitar la visualización de determinados programas de televisión o de establecer franjas concretas del uso del ordenador. Internet se encuentra ahora también fuera de casa debido al uso generalizado del mismo en otros dispositivos como los móviles o las tabletas, y esto hace que nuestros hijos puedan usar internet casi a cualquier hora del día y, por supuesto, también fuera de nuestro hogar.


control parental para niños


Cómo controlar el uso de internet de los menores

La labor de la educación cobra un especial sentido en este tema, puesto que de ella dependerá la concienciación y el uso responsable de los más jóvenes al ponerse frente a una pantalla. Pero lo cierto es que no podemos olvidarnos del papel determinante que en este sentido pueden cobrar las presiones sociales y las influencias de terceros, y por eso es importante establecer ciertos controles que eviten que nuestros hijos se adentren en peligros tan serios como el acoso, el bullying, o la visualización de páginas de contenidos perjudiciales o de temática adulta.

Para poder establecer este control más allá de la realidad de nuestra casa, existen diferentes herramientas que pueden sernos de gran utilidad para lograr nuestro objetivo y para poder vivir un poquito más seguros. De esta forma no nos veremos obligados a restringir o prohibir el uso de las nuevas tecnologías a los más jóvenes, ya que la generalización del uso de las mismas provoca en ellos una asimilación de su utilización completamente normalizada y propia de los tiempos en los que viven. De hecho, en los medios de comunicación existen más elementos buenos que malos, y es por ello que su prohibición carece de sentido al existir alternativas que nos garanticen un uso responsable y seguro por parte de todos, como la que tenemos gracias a SecureKids, una aplicación que los padres y educadores podemos utilizar para gestionar aquellos dispositivos de los que disfruten nuestros hijos. Olvida los sistemas de vigilancia tradicionales y coercitivos y apúntate a un sistema de protección sencillo, moderno y eficaz.






Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR