¿Por qué los niños tienen miedo?

Los niños, cuando están en edad preescolar, suelen tener a menudo ataques de miedo. Las razones por las que los niños comienzan a tener miedo pueden ser muy diferentes y variadas, dependiendo de diversos factores. A veces los adultos no piensan en que sus palabras o acciones pueden tener influencia sobre el niño y, en algunos casos, el miedo a la reacción que puedan tener los padres ante determinadas acciones o comportamientos, puede repercutir por un largo tiempo e incluso a veces durante varios años en la vida de los niños.

 

La explicación científica de por qué los niños se asustan

La explicación científica a este hecho, según Iván P. Pavlov, es la de una manifestación del reflejo pasivo-defensivo de la persona o un reflejo natural de precaución.

Este reflejo pasivo-defensivo es especialmente pronunciado en los niños. Con la edad, el niño va perdiendo el miedo poco a poco, pero si la educación que ha recibido ha sido incorrecta puede que el miedo se intensifique o se mantenga.

Muchas pruebas y observaciones muestran que un mismo objeto puede ser para algunos niños algo totalmente indiferente e inofensivo para ellos, mientras que para otros, por el contrario, despierte un miedo intenso.

Por ejemplo, un niño no tiene miedo a la oscuridad, pero alguien le dice:
“Por la noche viene el hombre del saco y te cogerá”. El niño, al escuchar esa historia, seguramente ya no quiera quedarse solo en un cuarto oscuro si es muy pequeño.
 


 

La actitud de los padres en el proceso

porque los niños tienen miedoSeguramente no nos hemos parado a pensar en la gran imaginación que tienen los niños y su enorme capacidad de sugestión.

En todas las edades, y especialmente en preescolar, muchos padres asustan a los niños de manera innecesaria. Pongamos un ejemplo simple, una madre que va con su hijo a dar un paseo: “¡No toques al perro que puede morderte”, “No te acerques a la zanja”, “Te vas a caer del columpio”, etc. Tales advertencias intimidatorias conducen a la incertidumbre en la educación del niño y a la aparición de la timidez y el miedo. Estar demasiado atentos a los actos de los niños, a menudo, hace más mal que bien, repercutiendo en que el niño sea cobarde y sea extremadamente cuidadoso para cualquier cosa.

La causa del miedo en los niños en edad preescolar puede surgir, en consecuencia, de las actitudes de los adultos. A veces las palabras bruscas en un enfado, las amenazas de posibles consecuencias ante una acción, o los viejos mitos para que los niños se porten bien como el del hombre del saco, aunque parecen inofensivos, pueden causarle miedo y que se convierta en un niño nervioso y tímido.

Como padres, debemos también revisar el contenido de los cuentos de nuestros hijos, evitando que si son muy pequeños estos tengan aspectos demasiado oscuros o pesimistas. Debemos ayudarles a elegir un cuento que le transmita energía, confianza…, una visión optimista de la vida.

El miedo es una de las experiencias más conmovedoras en la infancia, y a veces los padres no podemos llegar a imaginar lo difícil que es experimentar el miedo siendo pequeños porque ya lo hemos olvidado. Los niños no están protegidos por los argumentos de la razón, la voluntad o la resistencia como los adultos, y el temor en ocasiones les absorbe haciéndose muy grande algo que para nuestros ojos pasa completamente inadvertido.

Desde preescolar es necesario centrarnos en este tema previniendo la aparición de dichos miedos y temores, y cultivando en los peques su resistencia y su valentía para enfrentarse a cualquier situación.







Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies