Conoce el método KiVa para acabar con el bullying

método KiVa para acabar con el bullyingFinlandia, ese paraíso de la educación, una vez más consigue sorprendernos en positivo. No bastaba con que liderara el ranking de la mejor educación del mundo destinando para ello mucho más en fondos públicos que otros países (quizás uno de los secretos), ahora nos regala un método contra el bullying que por estadísticas ya ha demostrado que funciona.

Su nombre es KiVa, diminutivo de Kiusaamista Vastaan que significa “Contra el acoso Escolar”, fue lanzado en el 2007 por la Universidad de Turku y cada día que pasa se implanta en algún colegio de un nuevo país. Ojalá nunca pare de extenderse hasta que consigamos que ningún niño se sienta acosado en una escuela.

Vamos a ver en qué consiste el método contra el acoso que en su momento asombró a Europa y que muchos padres españoles reclaman urgentemente a día de hoy para sus colegios (se ha llegado a organizar una recogida de firmas hace unos meses para dirigir la petición al Ministro de Educación, sin mucho éxito hasta el momento).

¿CÓMO ES EL MÉTODO KIVA?

El plan comienza por asistir al alumno en tres etapas claves de su desarrollo: a los 7, 10 y 13 años. A esas edades los niños acuden a una veintena de clases en donde se hablará y debatirá qué es acoso exactamente, qué hacer ante él, cómo prevenirlo, evitarlo y si llega el caso denunciarlo. Todo ello mediante charlas, estrategias, situaciones dramatizadas, lecturas y juegos de ordenador, materiales todos ya estudiados para concienciar al menor de este gran problema. El niño aprenderá poco a poco a empatizar con la víctima, poniéndose en su lugar.

Y es que este es el secreto de KiVa: poner más énfasis en que los que observan el bullying no lo toleren ni apoyen, que en tratar de frenar al acosador. La idea es que el acosador actúa porque el entorno lo respalda. Aunque muchas veces no esté de acuerdo con su actuación al no denunciarlo se entiende que lo hace.

Así si el acosador no recibe la complicidad de sus compañeros para él deja de tener sentido acosar a nadie. El quid de la cuestión es hacerle vacío, denunciarlo ante los responsables, que sienta que no es mejor ni más que nadie por hacer daño físico o psicológico a un compañero.

En cada centro hay un comité contra el acoso formado por un grupo de profesores que son los que actúan rápidamente cuando se tiene constancia de un caso. Hablan con la víctima, con el acosador y con los compañeros que crean cercanos al problema. Dan seguimiento al caso y deciden cuando es el momento de comunicarlo a los padres de los implicados. Además, todos los docentes están alerta de lo que sucede a su alrededor, identificando posibles situaciones de abuso entre sus alumnos, por supuesto.

Lo importante es estar presente y atentos, no abandonar a la víctima a su suerte y que el alumnado vea claramente que hay un control sobre esto y que es vital atajarlo por injusto y peligroso; que ellos son los que tienen el poder de regular la convivencia y que sólo así se consigue que nadie, ni ellos mismos, se sientan maltratados de ninguna manera por sus compañeros. Para los que no se atreven a denunciar por miedo a ser tachados de “chivatos” hay un sistema online para denunciar anónimamente cualquier situación de bullying.

El método KiVa nace de una acción conjunta entre el gobierno finlandés y la comunidad educativa debido al creciente número de actos violentos que se habían observado en las escuelas. Al implantarlo en los colegios y dar seguimiento a los resultados, no sólo se observó una disminución radical de los conflictos sino que aumentó el bienestar escolar y la motivación por el estudio. También se redujo el índice de depresión y angustia.

Como decíamos ojalá KiVa siga su expansión y visibilice el abuso como un problema en el que todos podemos poner nuestro granito de arena. Desde casa como padres educando en la empatía, el respeto y la justicia, y desde el colegio como profesores y monitores actuando cuando lo tenemos delante.

No vuelvas la cara frente al acoso o tú también serás culpable.







Autor: Carolina Cuello

Escribo desde siempre, por trabajo y por placer. Creo que la palabra escrita puede cambiar el interior de las personas y es en lo que pienso cuando redacto un nuevo artículo. Más información

Comparte este artículo en

4 Comentarios

  1. Me gustaria conocer las actividades especificas del metodo Kiva para poder replicarlo en el colegio donde laboro. Mil gracias.

    Publicar una respuesta
    • A mi me gustaria ver esas actividades, que no aparecen en el articulo publicado.

      Publicar una respuesta
      • Hola Omaira, en próximos artículos pondremos las actividades, un cordial saludo!-

        Publicar una respuesta

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies