El juego de moda y sus beneficios contra el estrés

beneficios del spinnerPocos serán los que, a estas alturas, aún no hayan oído hablar o visto circular por calles e incluso aulas, el denominado spinner o fidget spinner. Un extraño artilugio cuyo origen se encuentra en EEUU en los años 90, y que a pesar de su sencillez ha conseguido captar la atención de niños y adolescentes convirtiéndose en el nuevo juguete de moda.

El invento, creado por la ingeniera Catherine Hettinger, supuestamente fue ideado con la intención de que ayudase a niños con diferentes problemas a poder expresarse mejor. Esto llevó, con el tiempo, a que se definiese el spinner como aparato beneficioso para manejar situaciones angustiosas y de estrés e, incluso, como beneficioso para mejorar la adaptabilidad al entorno de los niños con problemas de TDAH.

Con detractores y defensores casi por igual, lo cierto es que este artilugio no tiene ninguna evidencia científica de su efectividad ni de su ayuda con respecto a la concentración y a la motivación de determinados perfiles. Y eso, a pesar de que su creadora lo hizo en pos de mejorar la comunicación y el juego con su hija, debido a una enfermedad que la debilitaba físicamente e impedía que su relación fuese como la de otras madres con sus hijos.




La teoría de las bondades del spinner: TDAH

Una de las corrientes que se postula en favor de esta nueva moda es la que afirma que puede tener efectos verdaderamente terapéuticos en personas como las que padecen el TDAH, así como otros trastornos relacionados sobre todo con la falta de concentración.

Cierto es que este tipo de juguetes, al igual que las gomas creadas para apretar con las manos y reducir el nerviosismo, pueden funcionar realmente en algunas personas. Sin embargo, no se pueden atribuir a dichos objetos propiedades sanatorias de ningún tipo, puesto que no hay ensayos ni pruebas médicas que puedan atestiguar algo así.

De manera que se trata, simplemente, de que lo que puede ser bueno para unos puede que no lo sea tanto para otros, dándose el caso de que muchos niños se despisten más que otra cosa o desatiendan sus obligaciones diarias con el uso de este tipo de objetos.

Por tanto, y para aquellos que os planteéis introducir este nuevo elemento en la programación de las clases como apoyo de algún tipo, bueno es que sepáis que desde fundaciones oficiales del TDAH, como la CADAH, descartan por el momento los supuestos beneficios de este aparato. Si bien es cierto que tampoco resulta perjudicial, a priori, es probable que no aporte nada beneficioso a las clases, en donde aprender es lo verdaderamente importante y no distraerse.







Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies