El Fracaso Escolar

Uno de los problemas más importantes en materia de educación es el fracaso escolar, que en nuestro país abarca un porcentaje muy alto de la población estudiantil. Las consecuencias de este nos afectan a medio y largo plazo por varias razones, y por ello es vital que sepamos cuáles son las causas más comunes y el modo de combatirlo.

 

¿Qué es el fracaso escolar?

A menudo la definición de fracaso escolar se relaciona con los estudiantes, especialmente los niños. No obstante este problema no es suyo, sino que se debe a un programa educativo inadecuado, que no es capaz de atender las necesidades de quien lo sufre. Por ello se ha cuestionado en varias ocasiones esta expresión, ya que parece que los estudiantes son los fracasados, cuando lo que fracasa es el sistema.

Pese a que puede ser una causa de abandono escolar a una edad temprana, la definición de fracaso escolar en el sentido más estricto es la de no haber logrado el título académico mínimo que establece el sistema educativo en vigor.

 

Principales causas

Las causas del fracaso escolar más habituales tienen que ver con el hecho de que el estudiante tenga unas necesidades específicas para motivarse y estas no se satisfagan con el sistema educativo actual.

En el primero de los casos, cuando un alumno necesita algo de atención específica en algún campo y no se le atiende, la falta de motivación puede llevar a que en algunas materias no obtenga los resultados que se le piden, y por tanto suspenda en las pruebas de evaluación.

Un sistema educativo inadecuado es, sin duda, el indicativo más destacado en cuanto a los factores que influyen en el fracaso escolar. También podría añadirse la masificación en las aulas, lo que hace imposible al maestro estar al tanto de las necesidades concretas de cada alumno.

En cuanto a los factores socioeconómicos, el entorno familiar también puede ser una de las causas del fracaso escolar. Si un niño no se cría en un entorno en el que se da importancia a estudiar, o a su alrededor se genera la idea de que en cuanto sea posible hay que ponerse a trabajar, la mayoría de las veces se termina por abandonar los estudios o sencillamente no se hacen las tareas necesarias para obtener el título.

 


 

Consecuencias

Las consecuencias del fracaso escolar afectan a lo largo de toda la vida. Quienes carecen de la titulación mínima tienen problemas para acceder al mercado laboral, y cuando lo consiguen solo pueden hacerlo en trabajos mal remunerados y sin posibilidad de progresar.

El rechazo también es patente cuando el fracaso escolar se produce. Incluso en la familia, cuando un joven fracasa en sus estudios, el entorno no suele ponérselo fácil y se considera que se ha invertido tiempo y recursos en vano, lo cual genera desconfianza y rencor. Todo esto puede llevar, además, a la marginación social.

Pese a que se lleva años intentando eliminar las causas del fracaso escolar y buscando remedios para evitarla, aún queda mucho trabajo por hacer, como lo demuestran las tasas anuales de jóvenes que terminan su edad escolar sin haber conseguido la titulación básica.

 

fracaso escolar







Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies