¿Cómo es la formación de la personalidad en un niño?

Esta etapa en la vida del niño es una gran desconocida por parte de los adultos. Está considerada como una especie de punto de partida en la vida, vinculado a cambios y en muchos aspectos a las relaciones con los padres. 

 

¿Cuándo podemos decir que el niño es consciente de sí mismo como persona?

Los psicólogos han identificado una serie de criterios importantes para averiguarlo:

  • Utiliza plenamente los pronombres personales.
  • Es capaz, incluso en el nivel más simple, de describirse a sí mismo (aspecto, carácter…), para hablar de sus emociones, motivos y problemas con los demás.
  • Tiene habilidades de autocontrol,por lo tanto, si el niño o niña en cuestión sigue teniendo rabietas, es probable que no haya alcanzado esa fase plena de consciencia y desarrollo de la personalidad.
  • Tiene una comprensión básica de lo que es “bueno” y “malo” y es capaz de renunciar a las cosas malas por las buenas en sus deseos momentáneos para el bien común.

 

Edad y formación de la personalidad del niño

desarrollo de la personalidad en niños¿A qué edad un niño, más o menos, ha formado su personalidad? Sobre la base de los criterios mencionados anteriormente, se hace evidente que no antes de los 2 años de edad y, por lo general, después de que haya aprendido a hablar, momento en que el niño será capaz no solo de compartir sus pensamientos con otros, sino también de reflexionar sobre sus acciones. Por lo general, los psicólogos apuntan a la edad de 3 años como el momento más significativo asociado a la formación de la auto-conciencia del niño. Al mismo tiempo, a los 4-5 años ya es plenamente consciente de sí mismo como una persona que posee ciertas características y que se ha “construido” en base a las relaciones con el mundo exterior que ha tenido.

La crianza de un bebé menor de 1 año debe basarse únicamente en la creación de condiciones óptimas para su desarrollo físico, intelectual y emocional. Los límites excesivos y los supuestos morales de conducta no resultan efectivos a esta edad. Después de un año ya puede y debe comenzar a familiarizarse con ciertas normas sociales y éticas, pero requieren de su cumplimiento inmediato, es decir, si el niño pega a la mascota, debemos explicarle que eso no se hace porque duele en el momento, y no esperar a que vuelva a ocurrir para ver si cambia su comportamiento.

Después de que el niño cumpla 2 años le podemos establecer más normas, y después de los 3 años, tenemos la obligación de exigir el cumplimiento de todas ellas.

 

El papel de los padres en la formación de la personalidad del niño

La formación de la autoestima del niño o su sistema de valores, que son los componentes importantes de la personalidad, en gran medida dependen de los padres. Y aquí hay algunas reglas que los psicólogos infantiles recomiendan seguir a los padres, para que el niño con el tiempo no se enfrente a problemas relacionados con la percepción que tiene de sí mismo o con la actitud de los que le rodean.

  • Crear una autoestima adecuada. Nunca compares al niño con otros, ni para peor ni para mejor. Esto suele ocurrir casi siempre con la comparación de las cualidades personales del mismo. Si realmente queremos calmar al niño cuando está con un berrinche, decirle: “Tranquilo, tu eres un niño muy calmado y te portas bien, ¿a que sí?”, no es lo mismo que decirle: “Mira cómo se comporta el otro niño y lo bueno que es”. El niño tiene que entender que es valioso en sí mismo, y no en comparación con otros niños. Si quieres felicitarle por su buen comportamiento diciéndole que es muy listo o muy bueno, hazlo sin el uso de los grados de comparación.
  • Fomentar la comunicación. Proporcionar al niño oportunidades de interactuar con otros niños y adultos, hará que aprenda a socializar con los demás, adquiriendo su propia experiencia de aprender las reglas de comportamiento en sociedad.
  • Enseñarle ética y moral. Explicarle al detalle cuáles son los principios éticos, como ser “honesto”, “justo”, “bueno”, “malo”, etc. será la base de su interacción y formación social más adelante como persona.






Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR