La educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo por 4 razones

la educación para cambiar el mundoEl título de este post es una frase muy acertada del gran Nelson Mandela. A lo largo de la historia han sido muchos los personajes brillantes y transformadores que han atribuido a la educación la fuerza necesaria para ser libre. Más fino hiló Paulo Freire diciendo que “La Educación no cambia el mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo”. Y la joven Malala Yousafzai, durante su discurso en la sede de Naciones Unidas en Nueva York el 12 de julio, defendió la educación gratuita y obligatoria para todos los niños del mundo con esta enérgica frase: “Un niño, un maestro, un lápiz y un libro pueden cambiar el mundo. La educación es la única solución”.

Da igual la forma en qué se diga, que la educación es poder es tan cierto como que la ignorancia estanca, atrasa y es la madre de todos los fanatismos que no dejan ver más allá y por lo tanto impiden que el mundo evolucione, que las nuevas ideas emerjan dando soluciones donde más se necesita.

Hay sitios en el mundo donde que un niño acceda a la educación es ya un logro inmenso. Pero si estás leyendo esto es posible que tu hijo no tenga demasiados problemas para ir a un colegio donde le impartan clases de diversas materias. Esto ya es una suerte que además podemos complementar en casa reforzando los valores que lo harán crecer como persona, puesto que la educación actual peca a veces de deshumanizada y se centra en datos y cifras olvidándose a veces de que está formando personas.

Y si el aprendizaje y el conocimiento son imprescindibles para cambiar el mundo, también lo es ser buena persona, conseguir que nuestro hijo sea un ser humano que se sepa poner en el lugar de otras personas y tenga sensibilidad suficiente para intentar cambiar lo que no le gusta de su entorno.

 ¿Por qué educar a tu hijo es básico para su futuro y el de la humanidad?

Aquí te damos 4 razones que te convencerán:

Proporciona seguridad

Un niño instruido es un niño que se siente seguro ante los demás, pues puede opinar con otras personas de muchos temas sin sentirse inferior o ignorante. Su autoestima lo agradecerá.

Da conocimientos

Esto que pensamos que es obvio, además es la base para comparar la realidad con el pasado y así construir un futuro mejor. Por ejemplo, tener nociones de historia hará que entienda mejor el mundo actual y que pueda decidir qué es lo que puede pasar según están las cosas.

Abre las puertas

Es la llave para salir de donde estás, para viajar, para llegar a donde uno se proponga. Por poner un ejemplo, sabiendo idiomas el mundo no tiene límites y los países se multiplican como un abanico de posibilidades.

Expande la visión

Los conocimientos abren la mente, agrandan los deseos y hacen que el niño crezca con sed de aprender. No se conformará, será más difícil de engañar y tendrá iniciativa para seguir su camino e improvisar cuando sea necesario. Siempre irá a por más.

Así que ya sabes, edúcalo, pon a su alcance la sabiduría en todas sus formas. Preocúpate de que su formación sea integral y abarque todos los campos. Así tendrá muchas más posibilidades de ser feliz plena y conscientemente.







Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR