Conoce la técnica de la tortuga en educación

tecnica de la tortuga para primariaLa educación es siempre la clave para resolver muchos de los problemas que los niños pueden llegar a experimentar desde bien pequeños, como por ejemplo, el de no poder lidiar con las emociones que los humanos experimentamos cada día. En este sentido, existen muchas técnicas enfocadas a mejorar el reconocimiento de las emociones y es el caso de la conocida como técnica de la tortuga.

La técnica de la tortuga es un método de enseñanza a través de estrategias con las cuales poder conseguir que los niños logren hacer frente a emociones como la ira, la decepción o la frustración.

Es, además, un método para que puedan calmarse cuando se sientan enfadados, frustrados o molestos. A pesar de que, originalmente, esta técnica ha sido utilizada con niños, muchos expertos aseguran que también podría tener muy buenos resultados con adultos.




¿Cómo implementar la técnica de la tortuga?

Para llevar a cabo la técnica de la tortuga podemos utilizar un títere con forma de tortuga o cualquier juguete que tengamos cerca y tenga una forma similar. Esta figura nos servirá para enseñar a los niños cómo calmarse.

En primer lugar, deberemos coger la tortuga o el títere y hacer que los niños escojan un nombre. A continuación, la tortuga se dirigirá a los niños o niño/a en cuestión, para contarles una historia en la cual se enfadó mucho, para después preguntarles si alguna vez se han sentido también así.

A continuación, la tortuga les explica cuál es la forma que tiene cuando esto le sucede de controlar su sentimiento de enfado, y a este recurso le llamaremos la técnica de la tortuga.

Los pasos básicos a conseguir con la utilización de la técnica de la tortuga son los siguientes:

  • Reconocer que se sienten enfadados y cuándo.
  • Pensar en sí mismos.
  • Aprender a tomar respiraciones profundas y a tener pensamientos relajados, tales como: “yo puedo calmarme,” “estoy bien”, “soy bueno resolviendo problemas…”, como la tortuga, que sale de su cáscara cuando está tranquila y lista para pensar en soluciones a sus problemas.

Para darle una mejor dinámica al método, muchos educadores y psicólogos recomiendan que en medio de la explicación de la técnica de la tortuga se les pregunte a los niños qué ideas tienen o conocen ellos para lograr relajarse.

También se puede utilizar el método a través del relato de cuentos en los que salgan tortugas, con el fin de que la historia de los mismos conduzca al mismo punto: aprender a estar en calma en situaciones de enfado e ira.

¿Te animas a poner en práctica la técnica de la tortuga? ¡Cuéntanos los resultados!







Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

1 Comentario

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies