La comunicación y el lenguaje en los niños con autismo

Los niños con el Trastorno del Espectro Autista (TEA) presentan alteración en la comunicación y el lenguaje, lo cual representa en algunos casos un desarrollo lingüístico acorde en el aspecto formal pero con fallas en el uso social del lenguaje, es decir aunque dice algunas palabras o frases, las repite para sí mismo sin dirigirse a un tercero.

Otros niños manifiestan una poca comunicación e interacción con su medio, se llaman continuamente sin conseguir respuesta e incluso no responden a sus necesidades básicas y presentan poco o ningún interés en hacer la interacción. Se aconseja a los padres estar alertas y atentos a las conductas y conocer bien al niño para saber sus requerimientos y aportar las estrategias en el momento oportuno.

 

Aplicación de técnicas y estrategias en la comunicación y el lenguaje

En el autismo, el diagnóstico en los primeros años de vida es fundamental, se debe estimular la comunicación en los niños con TEA mediante técnicas y estrategias en estos primeros años, para lograr un pronóstico favorable, que ayude a desarrollar tempranamente la adquisición del lenguaje y la comunicación.

Es por ello que, según el Instituto Venezolano para el desarrollo integral del Niño IVEDIN (2014), varios terapeutas, docentes y psicólogos que allí laboran plantean su experiencia en la adquisición de la comunicación y el lenguaje de niños con el Espectro Autista (TEA). A continuación se presentan 8 formas para estimular el lenguaje y la comunicación en los niños con autismo.

  • Otórguele intención y significado a las acciones que realice el niño, aunque su comportamiento se considere sin un propósito específico, valide sus movimientos y verbalizaciones, aunque no sean palabras reales, así incrementará la intención de comunicación. Aunque el niño esté con sus movimientos estereotipados, u otras acciones poco comprendidas por el adulto, verbalice las acciones que realiza.
  • Utilice juegos corporales y el contacto físico, busque actividades de juego que inviten a sentir el cuerpo a cuerpo, sonríale siempre, abrácelo y hágale cosquillas siempre verbalizando las acciones, aunque no reciba respuestas de él.
  • La rutina social les permitirá su comunicación. Realicen actividades por turnos, las instrucciones sencillas y cortas le ayudarán a comprender la acción. Créele hábitos de rutina de levantarse a una hora determinada, limpiar los dientes, bañarse, desayunarse, entre otras rutinas, esto logrará que el proceso de adaptación social se genere a temprana edad.
  • Incentive y refuerce sus aproximaciones comunicativas respondiendo inmediatamente para que éstas se mantengan e incrementen. Incentívelo con aplausos, besos y caricias cuando se comunica verbalmente, aunque sean palabras mínimas. Adaptemos el nivel de lenguaje a su nivel, siempre con palabras y frases cortas que pueda entender, evitando las sobrecargas verbales.
  • La utilización del tiempo de espera es una técnica comunicacional,cuando el niño realice alguna actividad hágale pausas para recibir una respuesta, entréguele un objeto y espere a que lo reciba, luego pídala que lo entregue nuevamente esperando siempre respuestas comunicativas. Elogie sus resultados positivos.
  • Incentive respuestas comunicativas forzadas en el niño. Realice actividades donde el niño se sienta obligado a pedir ayuda del adulto, por ejemplo entregue un juguete que le guste, mientras usted construye al lado una gran torre, el niño se interesará por lo que está haciendo e inmediatamente buscará involucrarse en el juego, esto lo llevará a pedir ayuda del adulto y por ende lo obligará a verbalizar. Elogie sus acciones.
  • Interrumpa una secuencia cotidiana en la que el niño esté participando activamente, así no podrá continuarla sin responder a la demanda comunicativa del adulto. Así se crea el hábito en el niño en actividades secuenciales que le permitan el aprendizaje significativo.

 

La comunicación verbal de niños con Espectro Autista (TEA) no siempre es la esperada, muchas veces los padres y cuidadores se sienten frustrados, pero es importante reconocer las pequeñas variaciones en el lenguaje y la comunicación, incluso de las conductas pues tales acciones, aunque imperceptibles para las demás personas son grandes y significativos logros para los padres y la familia.







Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies