Claves para enfrentarse al debate de los deberes escolares

deberes para niñosEl tema de los deberes es polémico hoy y lo ha sido siempre. Cargar a un niño de tareas para casa cuando ha pasado 8 horas en el colegio es cuanto menos ilógico. Sobre todo si tenemos en cuenta que ese niño debe tener tiempo para jugar, estar con su familia, hacer deporte u otras actividades, o simplemente relajarse.

Nosotros creemos que en el término medio está la clave y que las cosas siempre se pueden ver de otra manera. Así enfocamos las ventajas que tiene realizar los deberes escolares y los matices que creemos necesarios.

VENTAJAS DE LOS DEBERES ESCOLARES

  1. Primero comenzar a mandar deberes cuando el niño es más mayor. No tiene mucho sentido tener tarea en el ciclo de educación infantil e incluso en los primeros años de primaria, a no ser que sea algo puntual como recopilar material para la clase o algún ejercicio que sea divertido realizar con los padres.
  1. Compartir conocimientos en casa. Es muy positivo saber qué están haciendo nuestros hijos en la escuela y ver cómo van, así sabemos en lo que necesitan más apoyo o lo que les gusta más. Pasar con ellos al menos un poco de tiempo mientras hacen la tarea puede ser provechoso y divertido. Lo ideal sería que mantuviéramos una relación estrecha con los maestros, reunirnos periódicamente para intercambiar impresiones.
  1. Calidad frente a cantidad. No exagerar con las tareas y mandar pocos deberes pero que resulten interesantes. Hoy en día con internet la mayoría de las tareas que antes necesitaban una investigación hoy se solucionan con un copia y pega de Wikipedia. Por eso conviene innovar y “obligar” al niño a pensar con ejercicios que tengan como objetivo sacar conclusiones o contrastar opiniones y experiencias propias o ajenas, en los cuales no quepa buscar la solución en la red. Cuanto más creativos mejor.
  1. Repasar sin querer. Es obvio que si ven de nuevo los conceptos aprendidos en la mañana se fijarán más. El secreto está en crear un ambiente agradable y cómodo, además de una rutina. Harán de los deberes un hábito con el que retendrán mejor la información vista. Y tener en cuenta que los conceptos deben ser de repaso exclusivamente, porque si son nuevos o poco trabajados puede ocurrir que el niño no entienda y se frustre al no poder hacerlos correctamente
  1. Constancia, disciplina y autonomía. Adquieren sin darse cuenta estos valores imprescindibles para su futuro y si llegaran a estudiar una carrera los agradecerán porque necesitarán cierta organización y voluntad para superarla con éxito.
  1. Practican habilidades educativas básicas. Vocabulario, escritura, agilidad en el cálculo, matemáticas básicas, ortografía, redacción, estas habilidades las usan mientras hacen la tarea y es una manera genial de entrenarse a diario y mejorar en estos aspectos.

Sin excederse en la cantidad y dirigidos a afianzar temas que puedan ser desarrollados por el propio alumno deben ser una baza importante en el proceso educativo del pequeño y el complemento perfecto de la escuela. Eso sí, sería fantástico que entre profesores se pusieran de acuerdo y se repartieran los días, porque con 9 asignaturas es facilísimo sobrecargar de ejercicios aunque cada uno mande poco trabajo.

Y tú, ¿qué opinas?







Autor: Carolina Cuello

Escribo desde siempre, por trabajo y por placer. Creo que la palabra escrita puede cambiar el interior de las personas y es en lo que pienso cuando redacto un nuevo artículo. Más información

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR