Ayúda a tus hijos con los deberes

como ayudar a los niños con los deberesA menudo, los padres depositamos en el colegio y en los profesores toda la responsabilidad de transmitir conocimientos a nuestros hijos y de todo aquello que tiene relación con los procesos académicos. Pero somos mucho más responsables de estos procesos y tenemos el desafío de orientar el saber en los niños.

Todo aquello que podamos enseñar a nuestros hijos vale la pena: a disfrutar de la lectura, a comparar resultados, a conocer la historia del mundo, a desarrollar habilidades. Porque hay saberes que no tienen tanto sentido en sí mismos, sino como medio para desarrollar habilidades, para que aprehender el mundo sea más fácil y satisfactorio.

CONSEJOS ÚTILES A LA HORA DE AYUDAR A LOS NIÑOS CON DEBERES

  • Reconozcamos que los deberes tienen valor en la educación de nuestros hijos y, cuando creamos que no es así, hablémoslo con el profesor, no con los niños.
  • Demos a nuestros hijos tiempo y tranquilidad para la realización de los deberes.
  • Tratemos de no poner horarios inflexibles para las tareas. Habrá días en los que los niños necesitarán descansar un poco más antes de empezar a trabajar y otros en los que estarán dispuestos a hacer los deberes en cuanto lleguen del colegio.
  • Permitamos que trabajen libremente. No nos empeñemos en darles instrucciones para la que tarea quede bien hecha. Demos a nuestros hijos autonomía para trabajar y para estudiar, así como la seguridad de que, si nos necesitan, allí estaremos.
  • No pidamos más de lo que el niño realmente puede hacer. Por ejemplo, si vemos que hay esfuerzo, no debemos desesperarnos si la letra no está impecable o si los colores no son los más realistas en un dibujo.
  • Tratemos de hacer nuestro trabajo mientras los niños hacen el suyo. No esperemos a que ellos terminen para empezar el nuestro, porque estaremos presionándolos para que acaben pronto y ellos necesitan tiempo.
  • Oigamos con atención las preguntas de los niños y tratemos de resolver todas las dudas que tengan.
  • Observemos a nuestros hijos, encontremos respuestas para ellos respetando su individualidad. No caigamos en comparaciones y metas que pueden destruirles la confianza y la autoestima.




Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR