7 razones por las que los niños deberían tocar un instrumento

instrumentos musicales para niñosLa satisfacción de enseñar algo nuevo a una persona es inmensa. Y si esa persona es tu hijo y hablamos de abrirle los ojos a la música, ni más ni menos, me temo que no hay palabras para describir la emoción que nos puede producir.

La música al igual que la lectura son dos pasiones que llenarán su mundo y, probablemente, le salven en más de una ocasión: cuando necesite escapar, no entienda su entorno o simplemente busque una explicación.

En este caso vamos a ver por qué aficionarse a la música y, en concreto, aprender a tocar un instrumento, va a ser enormemente beneficioso para su desarrollo como persona.

Toma nota de los aspectos positivos que tiene para la vida de tu hijo aprender a tocar un instrumento musical:

 

  1. Disciplina

Llegar a dominar un instrumento musical requiere una práctica, si no diaria, casi. Esta pauta introduce un orden en la vida del niño, indudablemente beneficioso, cuando en un futuro desee cumplir cualquier objetivo en la vida.

 

  1. Esfuerzo

Sin querer comenzará a valorar el esfuerzo de su trabajo pues verá sus avances a medida que pasan los días. Nada como ver que cada vez lo haces mejor, no hay mayor motivación que los propios logros.

 

  1. Talento

Tocar un instrumento es desarrollar un talento en el pequeño. Puede ser la memoria, la sensibilidad, la concentración o la voluntad, pero seguro te sorprenderá ver como tu hijo actúa de manera distinta a la que te tiene acostumbrado.

 

  1. Potencial

Esta práctica repercutirá en otros aspectos de su vida, pues se sentirá capaz de acometer cualquier empresa con todas las habilidades que va perfeccionando mientras aprende a tocar. Su potencial se expande increíblemente.

 

  1. Sensibilidad

La música, como todas las artes, despierta los sentidos y nos hace más sensibles al mundo que nos rodea: a la naturaleza, a los sonidos, al tiempo y a los detalles. Si quieres que tu hijo sea mejor persona y perciba el mundo con belleza, ésta es una excelente forma de conseguirlo.

 

  1. Perseverancia

El que la sigue la consigue, no vale rendirse. Esto es lo que va a aprender a diario, que la constancia tiene su recompensa y que las cosas no salen a la primera, hay que repetirlas y ser perseverante. Solo así se consiguen resultados.

 

  1. Felicidad

Por último, y como consecuencia de todo lo anterior, nos queda decir que tu hijo será más feliz. Una personita que se adentra en el mundo de la música, a la vez que se siente capaz viendo el mundo que le rodea con otros ojos, no puede ser sino feliz. Créeme, aunque no se dedique a ello o lo abandone a los años, habrá valido la pena acercarlo a cualquier instrumento musical.

 

Un último apunte: si no tiene claro cuál elegir, que pruebe varios y se quede con el que él desee.

niño tocando un instrumento







Autor: Carolina Cuello

Escribo desde siempre, por trabajo y por placer. Creo que la palabra escrita puede cambiar el interior de las personas y es en lo que pienso cuando redacto un nuevo artículo. Más información

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR