4 maneras de que tus hijos aprendan mientras juegan con Legos

Desde hace más de 50 años, los Legos han entretenido a innumerables niños. Estos pequeños juguetes de construcción se encuentran en las casas de todo el mundo, ya sea en forma de Lego Star Wars, de Lego City….

Las piezas de Lego son fantásticas y sus usos son múltiples. Todos hemos pasado tardes construyendo torres o diseños más complicados cuando éramos pequeños y ahora lo hacemos con nuestros hijos. Desde los bloques más grandes, para los más peques, hasta los más pequeños y complicados según van creciendo y son capaces de armar figuras con mucha más precisión. Afortunadamente, todo ese tiempo dedicado a jugar con Legos no sólo es divertido para los niños, sino que también es beneficioso.

¿CUÁLES SON ESAS 4 MANERAS?

 

  1. Matemáticas divertidas

    Podemos usar las piezas de Lego para enseñar matemáticas de forma entretenida. No se podrán resistir. La maestra de escuela de tercer grado neoyorquina, Alycia Zimmerman, usa los bloques de diferente tamaño para introducir a los niños en la base de las matemáticas. Es una manera sencilla de asimilar las fracciones, aprender a elevar al cuadrado y hasta a hacer media aritmética. Los diferentes colores de las piezas nos facilitan aprender sumas, restas, multiplicaciones y divisiones, diferenciando el objeto a añadir o a quitar.

  2. Motricidad y concentración

    El desarrollo de la motricidad fina es el beneficio físico más obvio. Las habilidades motoras finas son las que requieren movimientos de los músculos pequeños. Mediante la manipulación de las pequeñas piezas de Lego el niño trabaja la actividad motora de sus manos. Seguir instrucciones es también un beneficio de la construcción de Legos. Muchos kits de Lego vienen con instrucciones paso a paso que el niño debe seguir para completar la tarea. Esto además favorece la concentración y la paciencia.

  3. Planificarse para resolver

    Cuando un niño construye con Legos, está resolviendo problemas. Tiene que averiguar qué bloque es el que mejor encaja, el que le sirve, a veces utilizando el método de ensayo y error. Aprende a planificarse y a organizarse. La construcción con Legos le exige al niño que tenga un plan antes de que construya, aunque sea simple y sencillo. También debe organizar sus pensamientos, así como las piezas de Lego para llevar a cabo su propósito. Todo esto será sin duda para el niño una fuente de satisfacción al lograr lo planeado.

  4. Creatividad sin fin

    El gran beneficio de crear sin límite y con infinitas posibilidades es tal vez, lo más grande de los Legos. Construir fomenta la creatividad de los niños. Además pueden dejar de lado los kits de instrucción y utilizar sólo las piezas de Lego para crear cualquier cosa que sus mentes puedan pensar. El juego libre y abierto estimula a los niños a pensar más allá y a dar rienda suelta a su imaginación. Una genial manera de explorar las ideas y de descubrir con nuestros hijos nuevos caminos que no conocíamos. Porque se trata de acompañarlos de vez en cuando en el juego y perderse con ellos en sus creaciones. Ver la vida con otros ojos, los de ellos, los de un niño.

 

niños aprendiendo mientras juegan con Legos







Autor: Carolina Cuello

Escribo desde siempre, por trabajo y por placer. Creo que la palabra escrita puede cambiar el interior de las personas y es en lo que pienso cuando redacto un nuevo artículo. Más información

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies