3 técnicas para llevar a cabo el aprendizaje cooperativo en primaria

aprendizaje cooperativoAl principio de la década de los noventa un estudio de Johnson & Johnson sobre los diferentes tipos de aprendizaje puso de manifiesto que el aprendizaje cooperativo proporcionaba más beneficios al alumno.

Los otros tipos de aprendizaje son el competitivo, en el cual los estudiantes compiten entre sí para lograr un resultado eliminando a los que no lo logren, pues sólo gana el mejor, y el aprendizaje individual en el que el niño sólo depende de sí mismo para conseguir el objetivo.

En el aprendizaje cooperativo durante la primaria, se trabaja en grupo y se consigue cumplir el objetivo cuando todo el grupo cumple con su cometido, para lo cual se dividen las responsabilidades y cada uno tiene una tarea. Si uno falla el grupo falla.

Las ventajas de este tipo de aprendizaje son varias: ayuda al niño que tiene dificultades a integrarse; fomenta la interacción en la clase; enseña a cumplir con las responsabilidades, a escuchar y a respetar llegando a acuerdos que beneficien a todos; desarrolla habilidades sociales y alimenta la autoestima.

De mi cosecha añadiré que es conveniente que los niños no siempre elijan a sus compañeros, y a veces salgan los grupos de trabajo por sorteo, sólo así realmente conseguiremos que conozcan a otros miembros de la clase y trabajen con ellos,  haciendo el esfuerzo de adaptarse que es lo que justamente no tiene necesidad de hacer con sus mejores amigos.

Según el pedagogo Jesús García Jarque, las técnicas más utilizadas para trabajar el aprendizaje cooperativo en primaria son 3 y son estas:

  1. El rompecabezas

Es de las más recurrentes. Se divide la clase en grupos pequeños y a cada miembro de grupo se le asigna una parte del trabajo. Entonces aparte se reúnen los especialistas de cada cometido y exponen sus ideas contrastando con los demás y mejorando la técnica. Al final se reúnen los equipos y explican todos los “expertos” a los demás como van a elaborar su parte. De esta forma el grupo entiende el esfuerzo que va a hacer cada uno como un fin común.

Es una técnica buena para incentivar la discusión en grupo y en la que el canal de conocimiento no es el profesor, sino los mismos compañeros.

 

  1. Grupo de investigación

Aquí comienza el profesor proponiendo varios trabajos en torno a un tema. Por ejemplo, el tema es “los océanos” y los trabajos podrían ser:

  • Gigantes de los océanos
  • Contaminación, un peligro para la vida marina
  • Las particularidades de cada océano
  • Los corales como ecosistema

Entonces cada alumno elige en qué tema quiere participar y se van formando los grupos. Hay que intentar que tengan el mismo número de miembros cada uno.  Se divide la tarea entre cada uno asignando un objetivo: recopilar información, seleccionarla, resumirla, organizarla, exponerla, etc… Basándose en la intervención de cada uno y en el esfuerzo global se puntúa al grupo entero.

 

  1. División de rendimiento

Se crean grupos intentando que los miembros sean diferentes en cuanto a habilidades. Se plantea un tema que se trabajará en el equipo con el objetivo de que cada miembro entienda el tema de forma individual. Luego el profesor evalúa por separado a cada alumno.







Autor: Carolina Cuello

Escribo desde siempre, por trabajo y por placer. Creo que la palabra escrita puede cambiar el interior de las personas y es en lo que pienso cuando redacto un nuevo artículo. Más información

Comparte este artículo en

1 Comentario

  1. Por favor enviar a mi correo information . Es muy buena

    Publicar una respuesta

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies