La Sirenita…¡de plastilina!

 

Modelamos con plastilina una sirena del mar

 

MATERIALES NECESARIOS

Plastilina de color verde para la cola

Plastilina de color carne

Lana de color amarillo/Tijeras

Tizas de color blanco y rojo

Conchas para decorar

Opcional: bola de porexpan y ojos móviles

 

 

colasirena

Para comenzar esta divertida figura, cogemos un buen trozo de plastilina verde y le vamos dando una forma aproximada con nuestras manos de cono o triángulo alargado. Este trozo de plastilina será la cola, y cuando le hayamos dado la forma, le realizaremos con un palillo de dientes o una paleta de marcar muescas a modo de escamas. A continuación, cogemos otro trocito de plastilina del mismo color, y le hacemos las dos aletas que añadiremos al final de la cola con un palillo, realizándole unas finas líneas decorativas de la misma forma que con las escamas. Una vez que tengamos este paso hecho dejamos la cola a un lado y pasamos al siguiente paso.

Con la plastilina de color carne, realizaremos tres figuras como las que puedes ver en la foto de abajo (de la cabeza nos ocuparemos después). Serán el tronco y los brazos de nuestra sirena. Cuando las tengamos, uniremos el tronco a la cola con un palillo, y deslizaremos nuestros dedos por la unión de las dos piezas para suavizar. Los brazos los uniremos al tronco simplemente con ayuda de nuestros dedos. Una vez unidos, con un palillo o herramienta para modelar, le haremos unas incisiones leves para simular los dedos.

 

partes cuerpo

 

Para realizar la cabeza y que quede más perfecta, nosotros hemos optado por utilizar una bola de porexpan o poliespan habitual en cualquier superficie comercial. Con plastilina de color carne bien finita, vamos rodeando la bola. ¡Esto nos ayuda a darle más perfección a la cabeza! ¿Has visto? Una vez la tengamos, unimos al resto del cuerpo con un palillo.

Ahora nos queda lo mejor… ¡todos los detalles! Para los ojos hemos utilizado dos ojos móviles, pero pueden hacerse igualmente en plastilina (al igual que ocurre con la cabeza). Para la nariz tan solo necesitaremos una bolita pequeña de plastilina. La boca la hacemos con una leve incisión en forma de sonrisa.

A continuación, cogemos la lana y vamos cortando tiritas para pegar poco a poco sobre la cabeza. Si tenemos conchitas en casa, utilizaremos tres: dos para el bikini de la sirena, y otra a modo de tocado sobre la cabeza. Recuerda que la imaginación es poder, y que puedes sustituir las conchas por cualquier otro material que se te ocurra.

Con la tiza roja, realizaremos dos ligeros círculos en el rostro que simularán las mejillas sonrosadas de la sirena. Y para terminar… ¡unos toques de tiza blanca triturada o en polvo para darle toques brillantes a la cola!

 

sirenita

 

¿Cómo os ha quedado? ¿A que ha sido muy fácil y divertido?







Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies