¿Cómo podemos ayudar a los niños a empezar a hablar?

¿Cuándo comienzan a hablar los niños?

La edad, con respecto a cuándo llega el momento de hablar, es independiente en cada niño. Algunos pronuncian su primera palabra a los 6 meses, otros a los 9 e incluso hay casos en los que se da que el niño tenga ya 1 año.

 

Etapas en el desarrollo del lenguaje

  • De 1,5 – 3 meses: lloros y gemidos.
  • De 4 – 5 meses: balbuceos.
  • A partir de los 8 meses: palabras sueltas (mamá o papá).
  • 1 año: el niño suele estar ya formado con un vocabulario activo de 10 a 15 palabras.
  • 1 año y medio: suele usar comúnmente unas 50-60 palabras.A partir de un año, la capacidad cerebral del niño se duplica por 2, teniendo un gran salto en su desarrollo y comenzando a tener, incluso, sus propios pensamientos.
  • 1,5 – 2 años: hace uso de frases de 2 o 3 palabras.
  • A partir de los 3 años: El niño debe ser capaz de realizar oraciones complejas.

Todas estas reglas son relativas,  ya que la edad a la que los niños comienzan a hablar depende de cada uno de los casos individualmente, pero de manera obligatoria todos pasarán por sus diferentes etapas. Un niño sin haber llegado a los gemidos y a los balbuceos no podría formar las sílabas de las cuales se formarán después las palabras. El período más importante para el desarrollo del habla humana ocurre a partir de los  8 meses y hasta los 3 o 4 años.

En los casos en los que un niño con 1 año y medio use únicamente unas 5 palabras, es muy probable que no esté teniendo la estimulación adecuada por parte de los padres, lo que se puede conseguir, por ejemplo, leyendo cuentos, cantando canciones de cuna, hablando con él, etc. En otros casos, este retraso en el habla puede indicar problemas de audición o, en casos extremos, una enfermedad neurológica.

Y es que el proceso de desarrollo del habla no depende completamente del niño. Los niños se esfuerzan por imitar y hacer lo que ven y oyen, de manera que si el niño únicamente escucha silencio a su alrededor, y no escucha como hemos argumentado anteriormente otras voces mediante la lectura, el diálogo o las canciones, seguramente le costará empezar a decir sus primeras palabras.




 ¿Cómo podemos ayudar a los niños a empezar a hablar?

  • Hablar con ellos:aunque pienses que es demasiado pequeño y no va a entender nada, es bueno que se comience desde el principio a hablarles en voz alta a los bebés. Puedes hablar con él sobre lo que está sucediendo a su alrededor, lo que está haciendo en un momento dado o comentar lo que sucede en unos dibujos animados que vea en TV. Toda esta información se deposita en un nivel subconsciente, formando así el llamado vocabulario pasivo de un niño. Después de un tiempo, el niño va a querer repetir lo que escucha. Es importante comentar que no es necesario distorsionar las palabras a medida que el niño vaya percibiendo como es la pronunciación correcta, ya que podría perjudicar y obstaculizar el desarrollo del habla.
  • Leer a tu hijo: leer a nuestros hijos libros infantiles es algo esencial.Debemos dar preferencia a los libros con texto sencillo y con ilustraciones brillantes y coloridas. Podemos tratar de dar una explicación detallada del texto, ya que esto ayudará a desarrollar su pensamiento y su memoria, ampliándose así el vocabulario del niño. También podemos  prestar atención a las ilustraciones explicando todos los detalles que contengan y lo que representan, de esa manera se irá desarrollando poco a poco su imaginación y aumentarán más sus palabras.
  • Preguntar de nuevo:pídele a tu hijo después de que haga sus primeros sonidos que los repita; luego las sílabas y finalmente palabras cortas. Es necesario prestar especial atención a la articulación del niño, no solo debe escuchar, también debe ver cómo se pronuncian las sílabas de cada palabra. Esto requiere mucha paciencia, ya que necesitará repetir las sílabas más de una vez.
  • Fomentar la comunicación:cuando veamos que el niño comienza a hablar, necesitará que le animemos a continuar haciéndolo. Para ello se le pueden hacer algunas preguntas sencillas y, de ese modo, entablar un diálogo simple. Tenemos que tener en cuenta que si se le pregunta todo el tiempo, siempre va a tratar de responder de alguna manera.

 

Para concluir diremos que cuanto más tiempo tratemos de comunicarnos con nuestros hijos, más rápido escucharemos sus primeras palabras y frases, así que… ¡anímate a hacerlo desde hoy!







Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies