Qué hacer si un niño es sonámbulo por la noche

Según las estadísticas, los niños son mucho más propensos que los adultos a caminar dormidos por la noche (el 15% de los niños y el 2% de todos los adultos). En el sueño, el niño puede realizar las acciones más habituales: jugar, andar, hablar. A menudo, en un estado de sonambulismo, el niño suele dar vueltas alrededor de la habitación, con los ojos abiertos al mismo tiempo. Estos episodios suelen durar menos de una hora y, por regla general, el niño no recuerda lo que pasó y no puede explicar por qué lo hizo. Esto es algo normal ya que son actos realizados en un sueño de manera inconsciente.

Al igual que los terrores nocturnos, el sonambulismo ocurre con mayor frecuencia en los periodos en que los niños empiezan a ir a la escuela o a la guardería, por lo que están afectados por intensas emociones, situaciones de estrés o ansiedad. En los adultos el sonambulismo puede darse por sufrir emociones fuertes, estrés emocional o por ciertos trastornos neurológicos como la epilepsia.

 

¿Qué podemos hacer?

  • Lo más importante por parte de los padres es no asustarse.
  • No debemos despertar al niño ya que puede asustarse también y sumarse una situación de estrés adicional en él. Solo en el caso de que veamos que puede sufrir algún daño debemos intentar despertarle de la manera más suave posible.
  • Si vemos que está andando por la habitación o por la casa, debemos intentar volver a meterle en la cama con mucho cuidado.
  • El sonambulismo es un peligro para el niño, por lo que necesitan más cuidados que otros niños si cabe.
  • En pleno episodio los niños no son conscientes de lo que están haciendo.Cualquier objeto afilado puede ser una ventana abierta a que se hagan daño. Es necesario tener medidas de seguridad en la habitación en la que duerme el niño.
  • Elementos u objetos grandes y/o pesados que el niño pueda tirar de algún mueble, es mejor quitarlos de la habitación.
  • Durante la noche se debe comprobar periódicamente que el niño está dormido. Es importante fijarse en, a qué hora de la noche tuvo un episodio de sonambulismo, para levantarse sobre esa hora y poder vigilar en torno a la seguridad del niño.

 

Por lo general, con el tiempo los episodios de  sonambulismo suelen remitir, sin embargo, para evitar posibles problemas neurológicos, lo mejor es que vaya a un neurólogo o pediatra si vemos que persisten los episodios.







Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies