Ideas para enseñar a tu hijo a usar el orinal

Si tu pequeño aún tiene dificultades para ir al baño por sí solo, pero muestra señales de que ya está listo para iniciar su entrenamiento, puedes optar por estas ideas para que se anime un poco más a emprender esta nueva aventura.

 

  1. Cuentos creativos sobre personajes que van al baño

Lo más importante de hacerle ver a tu niño que debe aprender a usar el orinal, es que no lo vea como algo extraordinario, sino solo como algo natural que todos los niños hacen. A través de cuentos puedes incentivar su imaginación y hacer que vea como otros niños ya han pasado por lo mismo que él antes.

 

  1. Crea su propio salón del reino

Con ayuda de un orinal, decora un lugar de la casa que sea completamente privado para él o ella, convirtiéndolo en un sitio especial. No es recomendable que lo hagas en su habitación o en un lugar concurrido de la casa, pues lo primordial es la privacidad. Háblale de por qué los adultos vemos el retrete como un trono, e incentívalo para que termine viendo el orinal como algo positivo y relajante.
 


 

  1. Establece tiempos específicos para ir al baño

Marcar una rutina para ir al baño puede ayudar a tu hijo a acostumbrarse. Aunque las primeras semanas no funcione muy bien, acabará acostumbrándose (así como lo hará su organismo), a ir cada 3 horas al baño o después de cada comida.

 

  1. Crea infografías para instruir en la práctica

Entiende que, desde bajarse el calzoncillo hasta lavarse las manos, supone un importante esfuerzo de memoria para tu pequeño/a. Los niños necesitan recordar muchas cosas, y para que lo puedan hacer más fácilmente son muy buenas las infografías educativas. Elabora una imagen como la que te mostramos a continuación, imprímela y colócala en un lugar visible de la casa. ¡Verás el cambio!

cómo usar el orinal

Autor: Sergio Palau de ARASAAC

 

  1. Busca un pequeño profesor

Una de las mejores formas de ayudar a tus hijos con el orinal, es que vean a personas de su edad haciéndolo. Si tiene hermanos mayores, primos o amigos cercanos, pídeles que les acompañen a la hora de usar el orinal.  El ejemplo puede ser muchas veces más eficiente que cualquier otro entrenamiento.

 

  1. Tarros con imágenes divertidas de recompensas

Aunque suene un poco extraño, a tus niños les resultará gracioso y llamativo el hecho de ver imágenes asociadas a las necesidades, como el divertido icono de Whatsapp marrón con ojos que todos conocemos. Puedes utilizar este tipo de imagen, u otra divertida que aluda al papel del váter o a otro elemento del baño, para crear un tarro de recompensas para tu peque. Cada vez que use el orinal puede meter una ficha en el tarro, que se transformará en una sencilla recompensa. Esta idea es divertida, y además ayudará a que el niño o la niña pierdan el miedo al orinal y a hacer sus necesidades solos.







Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies