Decir adiós al chupete

El tema de cuándo dejar el chupete o no suele preocupar a menudo a los padres y es que, al igual que hay niños que apenas llegan a necesitarlo, existen otros que no solo lo necesitan a todas horas, sino que llegan a aferrarse a él en momentos de nerviosismo o disgusto, como si de un calmante se tratase.

Aunque no existen razones que nos lleven a pensar que usarlo o prolongarlo en el tiempo vaya a tener efectos nocivos en el niño, lo cierto es que el chupete puede aportar poco a su desarrollo y crecimiento, de manera que siempre es bueno intentar que el niño o la niña en cuestión vaya alejándose de él de manera progresiva.

 

¿Cuándo sabemos que es el momento?

Ninguna ciencia establece una edad concreta para ese momento de decir adiós al chupete, pero sí es cierto que si nuestro hijo/o ya comienza a alimentarse de forma normal, alejado de la leche o de los potitos, este puede ser un buen momento para que se despida de ese otro objeto de bebé que hasta ahora le ha acompañado, el chupete. Debemos tener en cuenta que, además, el uso prolongado del chupete podría interferir en el desarrollo del lenguaje del niño. En cualquier caso no olvides que, aunque ésta puede no ser una tarea fácil, es importante mantener la calma y actuar de forma progresiva y constante.

Refuerza a tu hijo y recuérdale lo mayor que se está haciendo y lo orgullosos que estáis de él. Limita sus tiempos de uso del chupete y comienza a decirle que solo lo puede usar en casa, que en la calle no, o que solo cuando esté contento y no triste o enfadado. Este último punto es muy importante, puesto que el aferrarse al chupete en momentos complicados puede desencadenar y alimentar procesos de ansiedad nada recomendables.

Decir adiós al chupete es un acto natural en el que no debemos derrochar demasiadas preocupaciones ni energías. Al igual que los niños se van olvidando de tomarse su biberón, lo normal es que también lo vayan haciendo de su chupete. Ellos mismos se sienten tan orgullosos de poder hacer cada vez más cosas y de ver cómo van llegando cada vez más alto, que terminan renegando de aquello que les hace sentirse de nuevo los más pequeños de la casa.

¡Tiempo al tiempo!







Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies