Cómo llegar a acuerdos con tus hijos

¿Cómo se negocian los pactos? Pasos a seguir

  1. Cuando como madres y padres padres veamos algo que nos gusta y que se aleja de nuestro ideal de hijo/a, podemos seleccionar una conducta en concreto que nos gustaría que cambiara, propón otra conducta posible como sustitutiva de la realizada.
  2. Explica a tu hijo/a el significado que como madre o padre asocias a esa conducta, sus significados.
    • Cómo te sientes cuando tu hijo/a realiza esa conducta.
    • Tu interpretación de esa conducta en cuanto a cómo te valora y te quiere tu hijo/a.
  3. Comenta a tu hijo/a que recuerdos asocias a ese comportamiento, que experiencias te vienen a la mente.
  4. Explica a tu hijo/a el significado que tiene para ti que él/ella realice la otra conducta que le hemos propuesto como sustitutiva de la anterior.

Si, aún así la respuesta o conducta que le pedimos no es aceptada siempre podemos pedirle que proponga él/ella varias alternativas entre las que nosotros podemos escoger dando nuestros motivos cómo anteriormente se hizo en los pasos dados. No debemos olvidar que es muy importante la atribución de significados a la hora de realizar negociaciones.

Recuerda

  • Llegar a una negociación supone beneficios para todas las partes, el no llegar a acuerdos supone perdidas para todas las partes.
  • No es ceder, es buscar los significados que tienen las diferentes acciones para así poder establecer hasta que punto podemos llegar con nuestra negociación.
  • Las negociaciones no tienen dos límites fijos – si ó no, bueno ó malo, blanco ó negro – es bueno aprovecharnos de muchos más elementos que están integrados en todas las acciones.

De esta forma:

  • 1) Valoraremos la decisión de nuestro hijo/a, podemos buscar los puntos positivos de esa decisión.
  • 2) Nuestros hijos e hijas estarán más receptivos a nuestras propuestas ya que les hemos valorado las suyas.

 

A TENER EN CUENTA

  • Se puede negociar con todos los elementos que suponen intereses y valores de cada parte, así tendremos muchos más puntos con los que negociar.
  • Saber hasta donde estamos dispuestos a llegar de una forma muy clara nos posibilitará el que no tengamos el sentimiento de haber cedido.






Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR